Cómo eliminar plagas indeseables en su unidad de renta

Una de las cosas más desagradables que puede experimentar un inquilino es sufrir una plaga de insectos o roedores. Es prácticamente imposible vivir en esas condiciones, porque bichos como las cucharachas y los ratones pueden contaminar la comida y el agua, y también transmitir enfermedades peligrosas para toda la familia.

Si está teniendo un problema de plagas, debe comunicarlo al propietario de inmediato para que se haga cargo de la eliminación de esa plaga; si el dueño hace caso omiso de su petición, el inquilino tiene derecho a terminar con el contrato de arrendamiento; la ley de Californis lo protege.

Un abogado de ley de vivienda de Los Ángeles puede ayudarlo en caso de que presente una demanda en contra del arrendador. Castelblanco Law Group, Prof. Law Corp., ha representado a miles de inquilinos en demandas contra propietarios por condiciones inseguras e insalubres.

Usted y su familia tienen derecho a vivir en una unidad libre de infestaciones. Las plagas más comunes incluyen:

Cucarachas, termitas, hormigas, chinches y ratones, todos potencialmente dañinos para las personas. Según las leyes de vivienda de California, el propietario generalmente asume la responsabilidad del control de plagas, pero debido al alto costo que esto puede representar, hay ocasiones en que no hacen nada al respecto y terminan por responsabilizar al inquilino.

Usted tiene derechos, si tiene problemas con el dueño porque no quiere hacerse responsable de una plaga, llame hoy mismo a los expertos de Castelblanco Law Group, A Prof. Law Corp.

Contáctenos